Aniversario Perú Jueves, 17 julio 2014

Las memorias de AniversarioPerú – Parte 2

Aniversario Perú

soy Biólogo, PhD. Hobbies: investigador en usos de las TIC, periodismo de datos, nerd, etc.

En un post anterior comencé a escribir mis memorias (Memorias Parte 1). Pensé que nadie iba a leer el post pero he recibido comentarios de lectores que están esperando ansiosamente que continúe con más entregas.

2014-07-17_memorias_0

Si no leíste, aquí está el primer episodio:

El profesor de Razonamiento Verbal

Creo que la parte de la vida escolar será relevante en un próximo capítulo, entonces avanzaré la historia hasta la época pre-universitaria.

Luego de terminar la secundaria uno entra en dilemas existenciales y trata de decidir qué hacer con la vida. En mi caso el dilema pasó rápido ya que tengo un tío ingeniero que siempre me insistía en que yo también debía ser universitario.

Me asombré mucho la primera vez que vi a un señor llegando a su casa para pedirle una firma para el proyecto que había elaborado. Mi tío revisaba el plano, apretaba botones en su calculadora, leía y releía los símbolos, números y gráficos del plano y luego de 1 hora ponía su firma, estampaba su sello y recibía el pago de 50 dólares! Mi tío se reía de mi cara de asombro, me decía que él era ingeniero calculista y que cuando uno estudia en la universidad la gente te paga plata por tu firma.

Me compré la idea de ser universitario rápidamente.

Fue una mañana de Enero cuando tomé la combi para ir al centro de Lima a buscar academia pre-universitaria. Se suponía que iba a ir con mi pata Jorge pero cuando fui a su casa a recogerlo su mamá me dijo que aún estaba durmiendo. Yo quería que me acompañe porque no quería ir solo al centro de Lima mientras llevaba una fuerte suma de dinero en el bolsillo (40 soles para matricularme en la academia).

Me matriculé en esa academia que queda a unas cuadras de las Nazarenas. Había harta gente. Tuve que hacer dos colas, me inscribí, pagué, y luego de dos horas ya era alumno pre-universitario! Mi pata Jorge llegó en la tarde pero ya no habían vacantes. Más monse.

Esa academia me gustaba porque te daban harta información y también se podía ganar becas mensuales al tener buenas notas en los simulacros. Estudié allí por varios meses hasta que decidieron reducir el número de becas a la mitad y solo alcancé media beca. Pero seguí estudiando en casa.

Pero lo notable de esa etapa fue que el profesor de Razonamiento Verbal marcó mi vida. Este profe era un flaco que se aburría en sus clases. Enseñar el significado de las palabras a un grupo de chibolos que no pasarían la prueba PISA debe ser aburrido para cualquiera. Cuando se aburría al extremo nos contaba episodios de su vida. Mi pata Pedro lo trolleaba cada vez que el profe contaba sus aventuras. Pedro quería seguir aprendiendo el significado de las palabras.

Pero un día el profe nos contó algo tan impactante que hasta Pedro se quedó escuchando y no trolleó. Nos contó que su hermano estudiaba en el extranjero. Se había ganado una beca para estudiar el doctorado en Hungría. Nos contó que la beca le había pagado el pasaje de avión, gastos de estudios y encima le pagaban un sueldo mensual. Su hermano ya llevaba estudiando 4 años gratis y encima le pagaban sueldo! como si estuviera trabajando! Increíble.

Todos quedamos con la boca abierta mientras el profe contaba que su hermano enviaba fotos donde aparecía abrazando y besando a su enamorada Húngara. Al parecer cambiaba de enamorada cada año. Nuestro profe tenía su propia teoría al respecto. Él especulaba que en Hungría era novedoso ver a un estudiante peruano y que las chicas se sentían atraídos por su hermano al verlo tan peculiar. Nuestro profe dijo que “quizás su hermano era percibido como un huaco que las chicas querían coleccionar”.

Me marcó el descubrir que en otros países me podían pagar por estudiar. Yo no tenía talento ni gracia, era malo para los deportes, nulo en apreciación artística, no tenía ni un cobre en el bolsillo … yo también quería que me paguen por estudiar.

Quizá también me marcó el enterarme que podía intentar ser profeta fuera de mi patria. Dios no me otorgó ni simpatía ni carisma, las chicas no me daban bola. Pensé que quizá en otros países podía dejar de ser #foreveralone.

Debe ser que esto último causó mayor impacto. Cuando uno tiene 16 años las hormonas brotan hasta por las orejas. O quizá las dos cosas combinadas, no recuerdo bien.

Ese día, saliendo de la academia, tomé la combi, arranqué una hoja de mi cuaderno y escribí con lapicero azul, bien grande:

Objetivos a cumplir para estudiar en el extranjero

  1. Ingresar a la universidad
  2. Aprender inglés
  3. Ganar beca para el extranjero
  4. Conseguir enamorada

continuará…

Aquí el siguiente capítulo: Memorias Parte 3.

Tags

Aniversario Perú

soy Biólogo, PhD. Hobbies: investigador en usos de las TIC, periodismo de datos, nerd, etc.